Trascendió que la Fiscalía había presentado las primeras 10 denuncias, entre los que destaca Enrique Horcasitas.

La Fiscalía de la Ciudad de México acusó formalmente ante el juez a 10 personas de homicidio doloso, lesiones y daño a la propiedad por el derrumbe de la Línea 12 del metro capitalino que dejó 26 muertos y un centenar de heridos en mayo pasado.

“Los amplios, exhaustivos y profesionales trabajos ministeriales y periciales nos permitieron imputar a servidores públicos, personas físicas y representantes legales, como probables responsables de los hechos, por los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todas culposas”, anunció el portavoz de la Fiscalía, Ulises Lara.

La audiencia tuvo lugar el pasado viernes y de las diez personas citadas ante el juez, acudieron nueve, pero el Ministerio Público local no reveló su identidad.

El pasado octubre, trascendió que la Fiscalía de Ciudad de México había presentado las primeras 10 denuncias contra presuntos responsables del accidente, entre los que destaca Enrique Horcasitas, exdirector del Proyecto Metro que planteó la construcción de la línea.

Además, la empresa CICSA, constructora del magnate Carlos Slim que construyó el tramo elevado en 2012, anunció un “acuerdo reparatorio” con el Gobierno de la Ciudad de México para rehabilitar la línea, si bien negó haber sido responsable de su derrumbe.

El portavoz de la Fiscalía reveló que también hay “reuniones” entre las partes para cerrar un acuerdo de reparación con las víctimas y sus familias.

Asimismo, puntualizó que el Ministerio Público capitalino no ha solicitado al juez órdenes de arresto contra ninguno de los acusados.

La nueva fecha de audiencia fue fijada por el juez para marzo de 2022, aunque la Fiscalía pedirá que se avance para que “el acceso a la justicia sea pronto y expedito”.

La investigación del Ministerio Público local consta de 59 tomos y más de 30,000 hojas.

La tragedia ocurrió el pasado 3 de mayo, cuando se derrumbó un puente elevado de la Línea 12, en la alcaldía Tláhuac de la capital mexicana, por lo que el vagón cayó sobre la carretera y quedó encallado en forma de “V”, dejando 26 muertos y un centenar de heridos.

Un informe independiente encargado por el Gobierno de la Ciudad de México a una empresa noruega concluyó que el accidente se debió a una “falla estructural” de la construcción.

La tragedia del metro ha causado un sismo político porque salpica al canciller Marcelo Ebrard, era jefe de Gobierno del antes Distrito Federal cuando se construyó esta línea del metro, y a la actual mandataria Claudia Sheinbaum, ambos aspirantes a suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.